Seguidores

viernes, 29 de abril de 2011

NIÑO SOÑANDO CARICIAS

ÓLEO DE ANA MUÑOZ

NIÑO SOÑANDO CARICIAS

Ya muy temprano supe
que la vida tenía
un sabor a membrillos
-y a mí no me gustaban-

No guardo buen recuerdo de aquel tiempo,
igual que no lo guardo de mi padre
que a veces olía a vino,
a historias de tabernas,
y a mujeres
que llamaban “perdidas” en el pueblo.

Yo inventaba su amor
-aquel que no sabía demostrarnos-
y soñaba caricias
en su mano gigante.

En una siesta de verano,
al contemplar furtivo,
sobre el manso oleaje de la cama,
su cuerpo despojado
y el sexo que irrumpía misterioso,
se decidió mi porvenir impuro.

Acepté mi destino.
                                   Juan Calderón Matador
(Del libro "Eco de niño para voz de hombre", Ediciones Cardeñoso, 2003)

jueves, 14 de abril de 2011

MUJER SUMISA

ÓLEO DE ANA MUÑOZ


MUJER SUMISA

Desde dónde ha llegado,
para enmarcar tus ojos, el dolor,
y por qué, tan sumisa,
le mulliste un lugar frente a una taza
de té con hierbabuena.

Has dejado que el mar
se te escapara por los dedos
con una gaviota
y el duende del topacio, polizones
en el estuche de algún pez,
sin levantar siquiera una palabra
que frenase la huída.

Has olvidado tu alegría
en el primer bolsillo del otoño.

Permíteme que tire de los hilos
y deshaga el bordado de su nombre
en los embozos de la cama,
y niégale el peaje por tu cuerpo,
recházalo,
que lo sepamos lejos
y retorne la espuma
con sus arcas repletas de ilusiones
hasta la playa quieta de tu pelo.

                                    Juan Calderón Matador

(Del libro "Eco de niño para voz de hombre", Ediciones Cardeñoso, 2003) 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...