Seguidores

miércoles, 23 de marzo de 2011

MUJER TRISTE




Árbol en el camino (Óleo de ANA MUÑOZ)





MUJER TRISTE


Era mi madre por entonces
una mujer sin alegría,
un armazón de huesos
que fregaba las losas y guisaba;
y yo me pregunté más de mil veces
quién
le habría prestado la sonrisa
para hacerse la foto de la boda.

Aquella tan hermosa
era la que anhelaba
tener junto a mí siempre,
con su sombrero negro,
el vestido bonito
y aquellos dos hoyuelos en la cara.

La ternura suplía la falta de alborozo.
En el bolsillo de su bata
nacían las estrellas.

Durante muchos años
le perseguí la sombra
para  hacerle cosquillas en la nuca
y creerla feliz de cuando en cuando.

 (Del libro "Eco de niño para voz de hombre", Ediciones Cardeñoso- 2003,                  autor: Juan Calderón Matador)

Foto Internet autor desconocido

17 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Juan Carlos,tu claridad y sencillez se nos cuela en el alma...El poema me trae recuerdos de mi madre,en aquella época sufrieron en silencio y ese silencio aún nos grita y nos reclama...!!
Mi felicitación y mi abrazo grande,poeta.
M.Jesús

Aleizar dijo...

Este poema siempre me ha parecido precioso, y cuanto más lo leo más me gusta, casi puedo ver la imagen.

Marcos Callau dijo...

Chapeau, amigo!!!. Es precioso, emocionante y profundo. Me encanta esa parte donde te refieres a los hoyuelos en el rostro. Tambien cuando preguntas quien le presto la sonrisa para el dia de la boda. Es genial, Juan. Un abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Magistral.Un saludo

Juan Calderón Matador dijo...

Majecarmu, es un retrato de tantas y tantas mujeres, auténticas supervivientes de unos tiempos difíciles. Gracias por tu cariño y amabilidad en el comentario.

Juan Calderón Matador dijo...

Aleizar,es reconfortante saber que estos poemas me acercan a las personas, en lugar de que se aparten de mi como de la peste. Saludos

Juan Calderón Matador dijo...

Querido Marcos, gracias por tu comentario, siempre puntual, y te pido disculpas por no corresponderte siempre, pero es que el tiempo me come. Un fuerte abrazo

Juan Calderón Matador dijo...

Gracias, Francisca, poe esa calificación de magistral, que seguramente es exagerada. Lo que sí es cierto es que en estos versos hay mucho corazón.

Melodi, la neurona que piensa dijo...

Buenassss!! Muy interesante tu blog!! Sí señor ^^
Pues ya que ando por tu mundito te dejo mi blog por si te gusta leer literatura personal y escribir (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), debatir sobre los acontecimientos de la vida, hacer peticiones literarias para que yo posteriormente las escriba y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes.

http://insolitadimension.blogspot.com/

Únete si lo deseas y si no pues otra vez será. Gracias ^^

MIMOSA dijo...

Por todas y cada una de esas mujeres tristes que renunciaron a su sonrisa por sacar adelante una vida, en silencio con arrojo y fuerza, resignación y amor. Ese cosquilleo en la nuca estoy segura que más de una ocasión la hizo muy feliz.
Un abrazo.

Juan Calderón Matador dijo...

Gracias, Mimosa. Estoy convencido que así es, sobre todo ahora que tiene 92 años y todavía sigo haciendo todo lo posible para que sea feliz. Abrazos

Mª Carmen dijo...

PRECIOSA POESÍA AMIGO JUAN CARLOS, LLENO DE TERNURA Y TRISTEZA Y ES QUE LAS MADRES SIEMPRE ESTARAN EN NUESTROS CORAZONES POR MUCHO TIEMPO QUE PASE.UN ABRAZO.

Victor Castillo dijo...

Juan Calderón:

Me gustó mucho este poema. Me hizo recordar a la mía que ya no está.

Siempre tienen estrellas para darnos, ¿cierto?; siempre guardamos un recuerdo especial.

Salud.

Juan Calderón Matador dijo...

Tienes razón, Mª Carmen,nada es comparable al amor de una madre. Gracias por estar ahí, siguiendo mis entradas. ¡ah!, no me llamo Juan Carlos, sólo Juan. Juan Carlos Calderón es el músico famoso, y yo no llego a tanto, ni mucho menos. De todas formas puedes llamarme como quieras. Abrazos

Juan Calderón Matador dijo...

Hola, Victor, es hermoso que las vivencias propias puedan llegar al corazón de los demás. Si he conseguido reavivar el recuerdo de tu madre, y eso te ha hecho feliz por un momento, yo también me tengo que sentir feliz. Gracias y un abrazo.

Halcón Peregrino dijo...

En lo más hermoso que he leído en estos días. Me conmovió.

Saludos.

Juan Calderón Matador dijo...

Gracias Halcón Peregrino. Los poemas de este libro son muy especiales para mí. En ellos está mi corazón. Abrazos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...