Seguidores

viernes, 28 de septiembre de 2012

RESEÑA DE ALEJANDRO MORENO ROMERO DEL POEMARIO, El destino nos ata y nos desata, de Juan Calderón Matador



RESEÑA DE ALEJANDRO MORENO ROMERO DEL POEMARIO, El destino nos ata y nos desata, de Juan Calderón Matador.

Todo libro, y más un poemario, suele revelar un camino. En el libro de Juan Calderón el camino transcurre entre nubes y claros, entre gozos y lágrimas, como el amor que glosa, como todo amor verdadero. Calificarlo de valiente sería de una cortedad cicatera. El destino nos ata y nos desata es quizá - y así se lo dije – la obra más dulcemente descarnada de cuantas le conozco.

Juan se echa al camino con audacia de enamorado,

“al camino me eché sin miedo al barro”

y no es de extrañar, porque va impulsado por otro amor: el amor por la propia sed de vivir sus sentimientos,

“sentimientos tan limpios,
sensaciones tan albas
como la propia mente en que nacemos”

El poeta conoce los límites del mundo en que se ve confinado: “Mi mundo –dice- se ha visto reducido a una fotografía antigua”  y sabedor desde siempre de las espinas que lo aguardan en el camino hacia su amor, ruega: “Dios mío/ que no pase de largo”.

Al cabo, la inquietud de la espera se ilumina con una ráfaga de absoluta certeza:

somos dos bocas imantadas,
corazones buscantes desde siempre,
dos hombres enlazados
sin que el rayo nos pueda ya importar

Y en efecto, de orilla a orilla, la barca de Juan, guiada con mano de férreo terciopelo, cubre toda una singladura de luz, gritos, reencuentros y llanto, mientras

Los pensamientos, como humo,
dibujan cicatrices en el tiempo

Por fin, el círculo se cierra, en el amanecer gozoso cuando

Me invade el calofrío al descubrir
que el nómada que era
halló su palmeral definitivo

En este palmeral, el poeta firma la paz consigo y con el mundo, al tiempo que proclama la renuncia que todo amor cierto implica:

Firmo por este instante junto a ti,
a cambio entrego todo

El círculo se ha cerrado, la paz ha hecho su nido al sol y la luz brinda un glorioso bostezo de plenitud.

Rara vez se ha visto un libro en que se digan los sentimientos con tan gentil  firmeza, con tan ufana humildad. Bienvenido sea El destino nos ata y nos desata.

Cuentan de un poeta oriental que consiguió resumir todo un poema en una sola palabra.
El libro de Juan Calderón bien podría expresarse en uno solo de sus versos, dicho al alba:

Despiértate y vivamos

                                                                Alejandro Moreno Romero

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...