Seguidores

sábado, 26 de noviembre de 2011

MUJERES POR DOQUIER


Foto Internet


MUJERES POR DOQUIER


Vinieron apiñadas al encuentro
con las risas bien frescas,
y bordaron pañuelos
para secar el llanto de mi madre.

En el nuevo destino
crecían faldas
por todos los rincones,
mujeres por doquier de beso fácil,
que me hicieron mascota, su capricho,
un pepón de juguete, su angelote.

Resucitó mi voz y me dispuse
a curarle las llagas, a esparcirla,
a inventarme la música, por ellas.

Y sentí su cariño a cinco voces,
la de Antonia, mi abuela,
la de mi tía Guadalupe,
las de mis primas Maribel y Antonia
-mis hermanas mayores desde entonces-
y también –cómo no-
la de Isabel, mi madre,
que supo ser valiente
y partió desde  cero al infinito. 

                  Juan Calderón Matador

(Del libro "Eco de niño para voz de hombre", Ediciones Cardeñoso, 2003)

12 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Muy entrañable este apacible poema, Juan, lleno de buenos recuerdos. He intentado comentar la anterior entrada, de narrativa, pero no he podido. Aunque ya lo había leído me parece un relato soberbio. Un abrazo, amigo.

PILARA dijo...

la familia ¡qué importante es!
Muy bonito, Juan.

Juan Calderón Matador dijo...

Gracias, Marcos, siempre tan amable. Quizás no has podido comentar lo de narrativa porque hemos unido los blog de poesia y narrativa en uno solo, y esa entrada viene del otro blog. Un abrazo

Juan Calderón Matador dijo...

Es verdad, Pilar, para mí la familia es un pilar importantísimo, lo sigue siendo con el paso de los años, pero en los tiempos que retrata el poema fue determinante.Gracias por el comentario.

Halcón peregrino dijo...

Las mujeres (como de costumbre) dejando su impronta, su cariño, su sabiduría. Lindo homenaje.

Saludos.

Mª Carmen dijo...

QUE BIEN RODEADO DE TANTAS MUJERES AMIGO, MUY MIMADO TE TENDRÍAN JEJE.MUY TIERNO ESCRITO .ABRAZOS

Juan Calderón Matador dijo...

Pues sí, M Carmen, la verdad es que me tenían hecho un principe. Un abrazo.

Juan Calderón Matador dijo...

Es verdad, Halcón peregrino, sin la mujer se acabaría el mundo, y no sólo porque dan la vida. Gracias por el comentario. Saludos

Victor Castillo dijo...

Coincido, uno se llena de calma al leer este poema; entrañable y sugerente...

Salud.

Orvalho do Céu dijo...

Olá, Juan

" Das alturas orvalhem os céus,
E as nuvens que chovam justiça,
Que a terra se abra ao amor
E germine o Deus Salvador"...

Linda poesia onde os valores familiares estão reinando nessa época natalícia!!!

Fico tão sem palavra para agradecer o carinho imensurável com que me cumula ao longo do ano que só posso lhe dizer que;
Seja muito abençoado e feliz, amigo!!!
Abraços fraternos de paz e FELIZ NATAL... apesar de qualquer vestígio de dor em seu coração...

"Quando eu estiver contigo no fim do dia, poderás ver as minhas cicatrizes,

e então saberás que eu me feri e também me curei."

(Tagore)

ATREYU dijo...

Eras el consentido de "tus mujeres", ¿verdad? ¡Suertudo!!! =)

¡Feliz Navidad!!!

Juan Calderón Matador dijo...

Atreyu, como muy bien dices, después de tantos años, y ya peinar canas, sigo siendo el niño mimado de estas mujeres maravillosas de mi infancia, las que todavía siguen a este lado de la vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...